viernes, 2 de mayo de 2008

Abre los brazos... y siente la lluvia besar tu cuerpo


buscando con ahinco refugio en una tormenta que empezaba a caer...

Así me sentí hoy, al mediodía, cuando leía el último libro que compré. [La Bruja de Portobello, de Paulo Coelho] Pensé que era la escena perfecta: estando en el parque de la Av. 1ª, con el cielo nublado, cómodamente sentada, leyendo con tiempo de sobra y entre-cantando las tonadas que me cantaba mi walkman...

Pero, de repente, sentí como si fuera algo del otro mundo, un reflejo de las sombras; un beso de la lluvia, anunciando que caería sin piedad. Tal vez, avisándome, aquel arcángel que maneja las aguas de este plano material. Corre, dice, corre y refúgiate me decia; con cada gota de rocío, invisible pero sensible... que alcanzaba a palpar.

Fue increible la angustia que sentí. Me sentí desprotegida, acorralada, sin tener dónde ir. No tenia una cálida banca donde pudiera ver caer la lluvia, cómo se alegrarían los peces, cómo bailarían las ranas, ante la mirada envidiosa de las aves y los transeúntes ocupados, aquellos que nada les interesa, excepto ellos mismos y sus ocupadas y monótonas y aburridoras vidas.

Lo que más me impresiona, no es que haya entrado a un cyber café, solo para esperar que se fuera la lluvia, además de eso, cancelar el uso de un equipo sólo para continuar la lectura de tan interesante y prometedor libro... me impresiona el hecho de sentirme así: pequeña, sola, desprotegida... temerosa

¿De qué? no lo sé.

La angustia de no saber dónde ir... esa pequeña angustia... para mí, pequeña.

1 comentario:

GERMÁN ENRIQUE dijo...

La verdad fue una tard llena d momentos y mas momentos. Pero entre todos ellos esta lo ke Dios tiene para ti y lo ke vendrá.
Es hermoso ver la lluvia caer aunke parezca triste ese momento pero a todo esto te digo y te recuerdo: NO ESTAS SOLA! Los angeles como tu siempre tienen la tierna compañía de kienes mas los kieren, sus otros angeles. Por eso sabes ke estare para ti en todo momento....porke te kiero.